Museo de Man, by Manfred Gnädinger


Recreated in a constant fight against the extreme waves since 1961 over decades by a modern day german Hermit and Artist (Manfred Gnädinger) who was the only human to die from the the Prestige oil spill. (December 2002).Museo de Man, is an Open Air Museum, located at Camelle, Galicia.


 Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar.

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

Museo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar

museo de manMuseo de Man (Manfred Gnädinger), Land art, Camelle, Galicia. © Antonio Nodar


  Carta abierta a Manfred Gnädinger


Desde niño siempre escuche hablar de ti. Al lado de la lareira esas noches de invierno interminable, de un aleman, que se habia instalado en un trozo de roca al lado del mar en Camelle. Tiempo mas tarde cuando me acerque al lugar descubri un mundo de formas y el sentido por el que la gente te describia un pouco toliño. De uno de los lugares mas inhospitos del planeta habias hecho tu jardin, lo que el mar te entregaba tu lo recogias y nos contabas un cuento visual, que iba evolucionando con el paso del orballo, las inclemencias de los temporales y el vandalismo de la ignorancia. Cuando, ya mayor, escuche la noticia del hundimiento del Prestige, lo primero que pense fue en ti, en que esta vez lo que el mar te entregaba eran los titulos finales, que seguramente solo tu intuias. Que el hombre en su afan depredador acabaria destruyendo la libertad de tu espacio a traves del mar. Te fuiste cuando se inundo tu jardin y tu vida, era el ultimo brochazo a tu libertad, el chapapote ahogo tu fantasia para siempre. Man, quedate donde estas, las noticias que me llegan son poco halagueñas, parece que ahora van hacerte una casa nueva y restaurar tu jardin. Que no te extrañe que al lado pongan un coche de helados, una tienda de souvenirs, y en un afan realista se les ocurra hacer un molde de tu enjuta figura. … Man, aquel espacio sin ti es inerte, tu eras el mago que lo cristalizaba. Me queda el recuerdo de haber charlado contigo sentado en tu jardin, entre tus blocks, mi leica y la musica de las olas, la charla se ha diluido con la friccion del tiempo pasado, los recuerdos verbales son oscuros, y algunas imagenes, que nunca te hice llegar en vida. ….me queda sobre todo la esencia de haber comprendido que cada ser humano es prisionero de su propia libertad y la tuya eran aquellas rocas. Desde este lado de la barrera todo continua igual, chove como sempre ……..e alguas veces hasta che fai un sol do carallo. Antonio Nodar. PS. Lo que queda del llamado O Museo do Aleman esta situado en el pueblo de Camelle, Costa da Morte, Galicia, Espana, Europa, Google Earth.